DIOS CUIDA A JEREMÍAS

El pueblo de Israel era rebelde, no quería obedecer a Dios, cada vez que el profeta Jeremías les hablaba, se enojaban. En una ocasión lo echaron a una cisterna con lodo.

Ebed-melec ayudó a Jeremías a salir. Encuentra la soga que usó para sacarlo.

La historia está en Jeremías 38:4-13.

regreso