Sin embargo, la Biblia nos habla de hombres y mujeres que hicieron cosas extraordinarias, pero no por sus propias fuerzas, sino porque Dios los utilizaba para mostrar a la gente su poder, para que a través de las cosas que le sucedían a estas personas especiales la gente conociera un mensaje importante que Dios quería darles.

disfraces
regreso
adelante