existen

Elías fue un profeta que vivió hace muchos años. Dios le pidió a Elías que le dijera al rey Acab que dejara de hacer cosas que a Dios no le agradaban.

Acab era muy desobediente, además adoraba a dioses falsos, hechos de piedra. Esto le enojaba mucho a Dios, pues a él le gusta que solamente le adoremos a él, el único Dios verdadero.

Dios le dijo a Elías:
- Dile al rey Acab que por tres años no lloverá.

Así que como castigo, Dios quitó la lluvia. No llovió por tres años, la tierra se secó y no había qué comer.

El rey Acab se enojó mucho y junto con su esposa Jezabel persiguieron a los profetas de Dios y los mataron.

ídolo

regresa adelante