escuchando

 

-Alégrate, hijo; tus pecados te son perdonados.

Entonces, los escribas, se enojaron.Pensaban que Jesús blasfemaba, pues Dios era el único que podía perdonar los pecados.

Como Jesús podía conocer sus pensamientos les dijo: ¿Por qué piensan mal? ¿qué es más fácil decir, tus pecados te son perdonados o levántate y camina?
Entonces Jesús con gran poder les dijo:

regresoadelante

paralitico