escuchando

Hay decisiones más difíciles como, perdonar a un amigo, escoger al grupo de niños con los que salimos a jugar; o no decir una mentira.

De cualquier manera, el tomar decisiones no debe asustarnos, pues Dios planea cosas buenas para nosotros, lo único que nos pide es que le obedezcamos.

La forma de saber qué es lo que Dios quiere que hagamos, es leer su palabra, la Biblia. A través de ella, Dios nos muestra lo que quiere para nosotros.

leyendo la Biblia

regreso
adelante