la vida

 

Mucha gente del pueblo de Israel no creía que Jesús fuera el Hijo de Dios, pues pensaban que vendría como rey, con riquezas, armas, ejércitos y que sería amigo de los sacerdotes y de los que en apariencia se portaban bien, aunque en sus corazones había maldad.

Por el contrario, Jesús nació en un pesebre, en un lugar muy pobre y no vino para solamente predicar a los inteligentes, sino también para hablarles a los hombres más sencillos, a las mujeres, a los niños; a todos aquellos que vivían en pecado.

palmas

regresoadelante